Revista publicada por la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C.
[  Sustentabilidad ]
 
Sobrecalentamiento Solar

El sobrecalentamiento de la envolvente de casas y edificios tiene un efecto multiplicador en las ganancias térmicas que afectan al desempeño energético de cualquier proyecto y resulta un factor determinante que se debe considerar para corregir su impacto sobre el confort térmico de los espacios habitables.

Las nuevas tendencias que promueven la Arquitectura Bioclimática en el proyecto de viviendas y edificios que buscan reducir el consumo de energía, buscan el confort térmico interior mediante la adecuación del diseño, la geometría, la orientación, la selección de materiales y la construcción del edificio considerando las condiciones climáticas que le rodean. En este sentido, es crítico analizar la exposición de la envolvente al sobrecalentamiento limitar sus efectos considerando en todo momento incluir medidas de protección en nuestro proyecto. Estas son algunas de las opciones que podemos valorar:

  • El sobrecalentamiento se da por una excesiva entrada de sol por los huecos de fachada La selección de vidrios con Factor Solar (FS o valor g) cercanos al valor 0 integrado a ventanas y fachadas es ineludible considerando los altos niveles de captación solar de estos elementos y su efecto potenciador en el incremento de la temperatura en casas y edificios.
  • Con la especificación de productos arquitectónicos que nos ofrezcan protección solar y sean eficientes para el control de la incidencia solar directa se consigue reflejar y disipar la energía fuera del espacio habitable, reduciendo de esta forma la demanda energética.
  • Proyectando sombras sobre las ventanas y fachadas incorporando aleros en las fachadas o toldos conseguimos que nuestro edificio absorba una cantidad menor de radiación solar.
  • Otra opción es instalar una cámara de ventilación por convección natural entre dos tipos de cerramientos en la fachada, uno interior y otro exterior. Este último hace de función de fachada ventilada evacuando gran parte de su energía absorbida a través del aire. Puede fabricarse con materiales como aluminio, vidrio, acero, cerámica o piedra.
  • La ventilación natural o pasiva mediante la adecuada ubicación de superficies, pasos o conductos aprovechando las depresiones o sobrepresiones creadas en el edificio por el viento, humedad, sol, convección térmica del aire o cualquier otro fenómeno sin que sea necesario aportar energía al sistema en forma de trabajo mecánico.
  • La ventilación mecánica, forzada o activa mediante la creación artificial de depresiones o sobrepresiones en conductos de distribución de aire o áreas del edificio. Éstas pueden crearse mediante extractores, ventiladores u otros elementos accionados mecánicamente.
  • El aumento de la vegetación y de zonas con agua junto a la lucha contra la contaminación pueden influir positivamente. Cuando colocar árboles frente a estructuras para proyectar sombra no es viable, podemos considerar utilizar en el proyecto terrazas y muros verdes incorporadas al diseño de las fachadas.
  • La incorporación de tejados y selección de colores claros también podría resultar de ayuda por su capacidad de reflejar la radiación solar.

El sobrecalentamiento es un problema serio, que ha cobrado importancia en los últimos tiempos, donde la temperatura global va ascendiendo año a año. No podemos ignorarlo ni aplazar la aplicación de medidas correctivas que puedan minorar sus efectos sobre la vida cotidiana de las personas. La Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos A.C promueve la especificación de ventanas y fachadas eficientes conscientes de la importancia de mejorar los criterios de selección de productos a través del cálculo térmico de la envolvente.

Colaboración AMEVEC

Fecha de publicación: 23/05/2018

C O L A B O R A C I O N
P U B L I C I D A D
 
     
  © Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C. | contacto@amevec.mx Síguenos en: Follow Amevec on Twitter