Revista publicada por la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C.
[  Arquitectura y Diseño ]
 
Las louvers y la caída de presión

Un louver, o una louver dependiendo del fabricante, el distribuidor y el país de origen, es un conjunto de celosías de aluminio que, por su disposición y diseño, se conforma como un elemento arquitectónico que funciona como persiana exterior o cortasol.

La amplia variedad de diseños y disposiciones los vuelven un elemento ideal para las exigencias de las construcciones en temas de movimiento de aire, extracción de ventilación e incluso como fachada ventilada en edificios como patios, terrazas, galerías, estacionamientos, etc.

La funcionalidad le permite acomodarse a las aberturas de los revestimientos exteriores, permitiendo evitar el sol directo, sin impedir por completo la iluminación, le permite la ventilación sin la penetración del agua de lluvia, e incluso sólo como un elemento arquitectónico que realza la vista del edificio.

La naturaleza estructural de los louvers bloquea físicamente el paso de la luz en ángulos superiores al ángulo de apantallamiento. Cuando se ven estos louvers en ángulos superiores al ángulo de apantallamiento, poseerán una mínima parte del brillo asociado a la fuente de luz. La cantidad de brillo depende directamente del porcentaje de reflexión especular del acabado. El louver puede ser instalado en posición horizontal o vertical en virtud de las necesidades de estética o de control solar estimadas por el arquitecto, convirtiéndose en la elección ideal para áreas donde la comodidad visual y el control de la reflexión sobre superficies verticales son importantes.

Si se emplea el louver como un elemento estético, pero se condiciona su funcionamiento a la operación del intercambio de aire, es muy importante conocer el concepto de la Caída de presión.

La caída de presión consiste en la disminución de la presión con que viaja un fluido, en este caso el aire, ya sea natural o inducido por un aire acondicionado. Esta disminución es provocada por el estrangulamiento o la reducción del espacio por donde atraviesa el fluido.

En el caso del louver, existen métodos de comprobar la caída de presión, uno de los cuales consiste en el cálculo de la disminución mediante el análisis de la geometría y disposición de las cuchillas, (también llamadas lamas o celosías)

El análisis está basado en la ciencia de la mecánica de fluidos, específicamente en el flujo interno de materiales y su resistencia a la disminución de la velocidad.

De esta manera, utilizando una grafica de Interpolación de Idel Chick, así como la ecuación de bernoulli, podemos obtener el valor de la caída de presión de un fluido a través de las rejillas de un louver. Lo anterior mediante la obtención del valor K, un factor adimensional de la caída de presión correspondiente al desempeño del Louver, que nos dá el parámetro de su comportaiento en este tema.

Por ejemplo, si una louver tiene una K de 49.896, utilizando como base la ecuación de Bernoulli, tendrá una caída de presión de 17.892 Pascales.


Diagrama Idel’Chick


Ecuación de Bernoulli.

Hoy en día, este elemento es muy importante, sobretodo por el hecho de que este principio aplica no sólo para louvers, sino para fachadas ventiladas en general.

Este elemento ha sido incluido en la propuesta de normalización de fachadas que el subcomité de ventanas y productos diversos ha hecho llegar a la Secretaría de Economía, por lo tanto, este elemento, cálculo y concepto, será incluído en la próxima Norma de Fachadas.

Razón por la cual la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos ofrece el servicio de cálculo de caída de presión en fachadas ventiladas a partir de louvers a sus asociados y al público en general.

Para más información, favor de comunicarse a normalización@amevec.mx

Colaboración AMEVEC

Fecha de publicación: 21/05/2018

C O L A B O R A C I O N
P U B L I C I D A D
 
     
  © Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C. | contacto@amevec.mx Síguenos en: Follow Amevec on Twitter