Revista publicada por la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C.
[  Actualidad Amevec ]
 
Las fachadas ventiladas y el PROY NMX 068

Una fachada ventilada es un cerramiento diseñado para dar una presencia al edificio permitiendo el paso del aire a través suyo con finalidades de estética, sombreamiento, desvío de la ráfaga de aire directa etc.

En la actualidad conocemos varios tipos de fachadas ventiladas, como las textiles, las de placas de madera o las que están fabricadas a base de louvers.

Esta nueva tendencia realza en gran medida el diseño y la estética de los edificios, sin embargo, también requieren de una evaluación de la calidad en su fabricación, pues el desprendimiento de una de sus partes podría provocar una situación de peligro.

En el proyecto de norma Proy-NMX-068-Scfi 2020, se tienen considerados tres tipos de evaluación para las fachadas ventiladas.

Evaluación de la caída de presión.

Una fachada ventilada, y en este caso un louver, tiene por objetivo el distribuir el aire que recibe en la cara de su diseño hacia el interior de la habitación.

Cuando estamos hablando de una fachada ventilada, por ejemplo, en un estacionamiento, la necesidad radica en dar ventilación al edificio, pero evitar que las ráfagas de aire se conviertan en un elemento molesto para quienes se encuentran al interior, en este caso requerimos conocer el nivel de caída de presión en el aire exterior, del exterior al interior, para determinar en nuestro diseño si la ráfaga es o no molesta.

Pero por otro lado, si utilizamos el mismo louver por ejemplo como salida de un sistema de aire acondicionado, también requerimos distribuir el aire frío proveniente de la central del aire acondicionado hacia el interior de las habitaciones, la diferencia es que en este caso lo que buscamos es que la presión con la que sale el aire de la fuente inicial no pierda su presión en el trayecto, por lo que el ensayo se realiza en sentido contrario, del interior al exterior del louver.

Resistencia a la carga de viento

Imaginémonos una fachada ventilada en un edificio que está sometida a una tormenta, en sentido estricto la fachada no sufre de grandes estragos por la carga del viento, puesto que, por su diseño y función permite el libre paso del aire a través suyo para que sea el edificio quien reciba esta carga, sin embargo para este ensayo nos preocupamos por la situación más crítica, que radica en el hecho de que un escombro, ya sea una lámina, una tabla o alguna parte desprendida de algún otro lado caiga sobre la fachada ventilada y obstruya los pasos de aire, impidiendo que cumpla con su función, en este caso la carga de viento se localiza sobre la misma fachada y su sistema de sujeción, provocando en algunos casos el desprendimiento. Lo peligroso ahora no es en sí la tormenta, sino el hecho de que una parte de la fachada ventilada se desprenda y se convierta en un proyectil.

Por esa razón, al hacer el ensayo de carga de viento, se coloca una superficie sobre la cara de la fachada ventilada y se le aplica la presión del viento, para provocar que el elemento sea sometido a la presión más crítica y revisar que logre superar este infortunio.

Porcentaje de penetración de agua

Un uso muy común de fachadas ventiladas consiste en localizarlas en zonas en donde queremos recibir aire sin necesidad de alimentar el área con aire acondicionado, como una plaza, un estacionamiento, una escalera etc.

Una característica fundamental para su adecuado uso es que sí, en efecto permita pasar el aire, pero que no permita el paso del agua de lluvia, al menos no en una cantidad que ponga en riesgo a quienes transitan en el interior del edificio, pensemos por ejemplo la escalera. En base a la estadística, el proyecto de norma que hemos comentado sugiere que un porcentaje aceptable de penetración de agua es el 4% del total del agua recibida.

El ensayo es sencillo, se somete a la fachada a un riego de agua y a una presión de viento simultáneas, mientras se mide la cantidad de agua que logra atravesar el elemento y se compara con la cantidad de agua que no logra hacerlo.

Le recordamos que todos estos ensayos son susceptibles de recibir el reconocimiento Valor Amevec.

Para más información, contáctenos al correo normalización@amevec.mx

Colaboración: AMEVEC

Fecha de publicación: 29/04/2020

C O L A B O R A C I O N
P U B L I C I D A D
 
     
  © Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C. | contacto@amevec.mx Síguenos en: Follow Amevec on Twitter