Revista publicada por la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C.
[  Sustentabilidad ]
 
Muros verdes o jardines verticales

El desarrollo de la hidroponía o agricultura hidropónica ha permitido cultivar plantas usando soluciones minerales en vez de suelo agrícola. Las raíces reciben su alimento de una solución nutritiva equilibrada disuelta en agua con todos los elementos químicos esenciales para el desarrollo de las plantas, que pueden crecer en una solución mineral únicamente, o bien en un medio inerte, como lana roca ,arena lavada, grava o perlita, entre muchas otras.

Los investigadores en fisiología vegetal descubrieron en el siglo XIX que las plantas absorben los minerales esenciales por medio de iones inorgánicos disueltos en el agua. En condiciones naturales, el suelo actúa como reserva de nutrientes minerales, pero el suelo en sí no es esencial para que la planta crezca.

Cuando los nutrientes minerales de la tierra se disuelven en agua, las raíces de la planta son capaces de absorberlos, ya no se requiere el suelo para que la planta prospere. Casi cualquier planta terrestre puede crecer con hidroponía, aunque algunas pueden hacerlo mejor que otras.

La idea de emular a la naturaleza, haciendo posible la creación  de hábitats naturales dentro de espacios urbanos adaptados para la vida del hombre, así como  la creación de sistemas constructivos que facilitan la aplicación arquitectónica del cultivo hidropónico en muros y fachadas,  han convertido a los Muros Verdes o Jardines Verticales  en elementos arquitectónicos  únicos que dan vida a fachadas y muros interiores en todo tipo de inmuebles, hoteleros, industriales, comerciales y residenciales.

Una amplia comunidad de investigadores han estado estudiando y comprobando los grandes beneficios ambientales que nos ofrece el proyecto de Muros Verdes para el desarrollo de una construcción sustentable. En el futuro la arquitectura tendera a ser más ecológica considerando estos elementos  en los proyectos como una forma de dar valor y proteger los edificios, así como hacerlos, más amables con el ambiente y sobre todo económicamente más rentables al disminuir considerablemente los consumos de agua y energía eléctrica. 

Desde el punto de vista urbano la gran expansión de las ciudades, hace que los espacios naturales pierdan necesariamente territorio, por lo mismo, el crecimiento de la aplicación arquitectónica de Muros Verdes beneficia a la comunidad brindando nuevos espacios donde las plantas pueden crecer, creando un atractivo visual y dando a las personas conciencia del cuidado al medio ambiente.

Las paredes de cultivo o Muros Verdes son muy prácticas en regiones áridas, ya que el agua de circulación en la pared vertical es menos evaporable que en jardines horizontales y su aplicación en fachadas contribuye a la regulación natural de la temperatura al interior del edificio al refrescar la envolvente.

El muro verde debe tener un riego constante y debemos asegurarnos que esta humedad no dañe la pared ya que esto ocasionaría un debilitamiento de la misma, para lograr esto, se utiliza una geo-membrana la cual es un material altamente impermeable hecho de polietileno con un espesor de 2mm que puede unirse con calor y qué es de fácil colocación. Un circuito cerrado de riego asegura una disponibilidad constante de humedad y nutrientes, lo que garantiza que las raíces nunca van a invadir la estructura o el muro.

Beneficios que aportan los Muros Verdes o Jardines Verticales.

  • Contribuyen al confort térmico en las edificaciones, a reducir hasta 5 grados la temperatura interior de un edificio en verano así como la mantienen en invierno contribuyendo al ahorro de energía.
  • Un metro cuadrado de Muro Verde o Jardín Vertical absorbe Co2 y lo trasforma generando  el oxígeno  requerido por una persona para vivir durante  todo un año.
  • Un muro verde de 30 metros cuadrados  atrapa y filtra  20  toneladas de gases nocivos por año además de atrapar y procesar 10 kilos de metales pesados.
  • También es un medio de reutilización del agua, al menos del agua utilitaria. Las plantas pueden purificar el agua contaminada (agua gris) por digestión de los nutrientes disueltos. Las bacterias mineralizan los componentes orgánicos para hacerlos disponibles para las plantas.
  • Mejora las condiciones del aire en los edificios o lugares de trabajo  propiciando mejores ambientes laborales y más productividad. Mantiene la humedad ambiental que es reducida por el aire acondicionado y la calefacción.
  • También es un aislante natural de ruido ya que absorbe y reduce sonidos de alta frecuencia, disminuyendo su intensidad hasta en 10 decibeles.
  • A veces sirve para ayudar a la cura del síndrome del edificio enfermo que causa enfermedades originadas por la contaminación del aire en espacios cerrados. Mejorando la calidad de aire interior, ayudamos a disminuir problemas de alergia, asma e infecciones respiratorias comunes.
  • Reduce el estrés,   además de ser una conexión espiritual y física con la naturaleza. Cubriendo nuestras fachadas de concreto o muros interiores con plantas se tranquiliza la mente, se disminuye la fatiga física y mejora la calidad de vida de los residentes urbanos.
  • Permite lograr puntos para obtener certificaciones verdes como LEED y Green Globe.

Colaboración Simpleyfácil®

Fecha de publicación: 28/11/2013

C O L A B O R A C I O N
P U B L I C I D A D
 
     
  © Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C. | contacto@amevec.mx Síguenos en: Follow Amevec on Twitter