Revista publicada por la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C.
[  Procesos y Tecnología ]
 
Unidades de mantenimiento de edificios

Caminando en la ciudad bajo la sombra de esos grandes edificios, elevamos muestra vista con sorpresa al ver esas inmensas masas vidriadas que a modo de piel dan color y personalidad propia a las fachadas de los más prósperos edificios corporativos, símbolos del éxito y el poder. Centros de trabajo conceptualizados para sorprender y captar la curiosidad del observador como un escaparate que nos muestra las vidas de sus usuarios tras una pantalla viva y comunicativa. Pero estas fachadas evolucionadas por los avances tecnológicos en el proceso del vidrio, no tiene sólo en cuenta el criterio de quien lo observa desde el exterior, es también un órgano más del edificio, como nuestra piel, y cumple funciones que no son meramente estéticas. Los criterios de estructura, control solar, ahorro energético y de confort térmico son fundamentales a la hora de diseñar una fachada moderna y eficiente. Sin embargo, todos estos beneficios palidecen frente al tiempo, la polución y las agentes atmosféricos si no se cuenta con un programa integral eficiente imprescindible mantener los vidrios en perfecto estado de conservación y limpieza.

La nueva cultura de mantenimiento de edificios está focalizada en la explotación de los inmuebles con criterios medioambientales y de eficiencia energética. Aunque la prudencia recomiende la optimización de los recursos a nuestro alcance para facilitar estos servicios de mantenimiento, sorprende que en México todavía no exista una amplia concienciación profesional sobre la necesidad de incluir los medios técnicos desde la conceptualización del proyecto. Se hacen necesarias iniciativas para promover normativas públicas específicas que regulen y garanticen la seguridad del personal de servicio y el entorno que pueda afectarse por estas labores. Medidas regulatorias que consideren las soluciones técnicas más avanzadas en el mercado para estos menesteres como son las góndolas.

Una góndola o B.M.U. (Unidad de mantenimiento de edificios) es una plataforma suspendida de la azotea del edificio, diseñada para instalarse de forma permanente y dedicada para dar mantenimiento a la fachada del edificio. El diseño y las características de cada góndola son personalizadas. Su fabricación e instalación responde a las necesidades propias de cada proyecto para facilitar su desplazamiento, considerando el resguardo de personas y materiales, a lo largo y ancho de la fachada, de forma segura. Las pautas controladas de movimiento permiten atender de forma adecuada y segura la limpieza periódica de la fachada, verificando que los perfiles, accesorios mecánicos y los sellados están en buenas condiciones. Esta inspección programada nos permitirá intervenir de forma preventiva sobre los posibles aspectos que puedan afectar el desempeño de la fachada.

Los fabricantes más prestigiosos realizan el diseño de las góndolas y sus componentes conforme a los cálculos realizados con softwares especializados de última generación y sus resultados se certifican de acuerdo a los criterios que establecen las normativas europea y norteamericana.

Es importante señalar que la limpieza de vidrios en altura es un trabajo que debe ser realizado siempre por empresas especializadas que disponen de equipos de trabajo preparados. Se trata de profesionales que han sido formados en esta actividad, que conocen las medidas de seguridad adecuadas y que disponen de la maquinaria y las herramientas necesarias para llevar a cabo esta tarea de la forma más segura y eficaz.

Colaboración de AMEVEC

Fecha de publicación: 10/01/2020

C O L A B O R A C I O N
P U B L I C I D A D
 
     
  © Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C. | contacto@amevec.mx Síguenos en: Follow Amevec on Twitter