Revista publicada por la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C.
[  Procesos y Tecnología ]
 
Fachadas ventiladas de fibrocemento

El desarrollo de la oferta de fachadas ventiladas en el mercado ha crecido exponencialmente debido la eficiencia de estos sistemas para reducir el consumo de energía de los edificios. Las fachadas ventiladas nos permiten mejorar el aislamiento y regular la temperatura al interior de los edificios de forma pasiva gracias flujo generado por una cámara intermedia de aire en movimiento, paralela a su envolvente. Una solución, sostenible y eficiente, que puede ser aplicada tanto en trabajos de rehabilitación como de obra nueva debido a la facilidad que ofrece su implementación y la creciente variedad de opciones que ofrece el mercado.

El revestimiento exterior de estas fachadas ventiladas se alimenta de una diversidad de materiales, generalmente de acabados duraderos y de gran calidad, que demandan un escaso mantenimiento y plantean novedosas opciones para el diseño de fachadas. Sistemas más eficientes y versátiles que permiten instalaciones más complejas para satisfacer una creciente demanda arquitectónica. Cada material utilizado como revestimiento aporta sus prestaciones e inconvenientes al conjunto. Estos son los principales materiales utilizados:

  • Cerámica extrusionada: Gran dureza, ligereza, alta resistencia y durabilidad, baja absorción de agua.
  • Piedra: mármol, pizarra, granito… Es una solución natural con muchas opciones de diseño. Tantas como piedras existen.
  • Porcelanatos: Este material destaca por su gran resistencia frente a las inclemencias del tiempo.
  • Fachadas metálicas: De aluminio, acero o Aluzinc en una impresionante variedad de formas, acabados, colores, texturas y precios.
  • Madera: Se trata de la solución más natural y ecológica. Se pueden usar tanto maderas naturales como productos derivados de la madera.
  • Composite: También conocido como madera tecnológica, se trata de un material de gran resistencia y muy versátil, fabricado a partir de resinas y/o maderas.

Entre todas estas opciones parta el recubrimiento de fachadas ventiladas podemos añadir otra que ofrece excelentes prestaciones, son las placas de fibrocemento, una invención del Ing. Ludwig Hatschek que se remonta al año 1900.

El fibrocemento es un material económico que en sus orígenes fue utilizado principalmente para el revestimiento, aislamiento e impermeabilización de numerosas estructuras industriales tanto en muros como cubiertas. Su formulación base está constituida por un aglomerante —que puede ser un material inorgánico hidráulico como el cemento o un silicato de calcio— reforzado con fibras orgánicas, minerales y/o fibras inorgánicas sintéticas. Originalmente las fibras de refuerzo del fibrocemento eran de amianto o asbesto, pero al conocerse del efecto cancerígeno de esta sustancia, se empezaron a usar otros componentes, principalmente la fibra de vidrio, celulosa o vinílicas sintéticas.

Su uso en la aplicación como recubrimiento de fachadas y fachadas ventiladas se ha venido incrementando en Europa desde mediados del siglo XX por sus grandes ventajas constructivas.

Los avances tecnológicos de los últimos años han permitido integrar el color a través de procesos que permiten el coloreado en masa del fibrocemento. Con este procedimiento se consigue que la superficie muestre la textura y el color desde el interior del material es decir hay color desde el núcleo hasta la superficie. Sus características constructivas únicas combinadas con una amplia variedad de formas y colores abren un abanico ilimitado de posibilidades para el diseño de fachadas ventiladas.

Estas son algunas de las características más sobresalientes y ventajas que nos ofrece el fibrocemento en su aplicación en fachadas:

Gran resistencia
Este sistema es ligero y proporciona estabilidad a la estructura. El fibrocemento ofrece una alta resistencia al choque y a la compresión. La ausencia de porosidad protege estas fachadas de graffiti y de los efectos de ambientes industriales y salinos.

Durabilidad
Las paredes exteriores de fibrocemento son altamente resistentes al clima (lluvia o granizo, heladas, repentinos cambios de temperatura y radiación ultravioleta). No permiten la proliferación de organismos vivos (moho, bacterias, insectos, plagas, etc.), ni se verán afectadas por la podredumbre y la oxidación. Todo ello asegura una larga vida útil al revestimiento con un mínimo mantenimiento, por lo que las placas de fibrocemento son consideradas elementos de construcción sostenible.

Manejabilidad
Su bajo peso hace que el transporte, el manejo y la colocación en obra sea muy fácil.  El material puede ser perforado utilizando máquinas de chorro de agua o CNC, se pueden hacer cortes grandes o muy pequeños. Podemos además grabar o imprimir sobre su superficie.

Diversidad de formatos, acabados y texturas
Las placas de fibrocemento se fabrican en diferentes medidas, formatos y colores pigmentados en masa que se mantienen inalterables en el tiempo. Su superficie expuesta se puede texturizar, por lo que están disponibles en una gran variedad de acabados, desde lisos a rugosos hasta imitaciones de texturas naturales.

Confort térmico y acústico
El fibrocemento es un excelente material aislante acústico, térmico, e impermeable.

Autoextiguible
Resistente al fuego, no propaga el fuego

Facilidad y rapidez de instalación
Facilidad de integrar con ingenierías simples para la instalación de fachadas ventiladas. Las placas de fibrocemento se pueden colocar mediante anclajes mecánicos, se pueden clavar, atornillar, pegar y lijar con herramientas sencillas comunes reduciendo costos y tiempos de instalación con respecto a otras alternativas.La versatilidad del sistema facilita la sustitución de partes individuales, según sea requerido.

Colaboración AMEVEC

Fecha de publicación: 10/01/2020

C O L A B O R A C I O N
P U B L I C I D A D
 
     
  © Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C. | contacto@amevec.mx Síguenos en: Follow Amevec on Twitter