Revista publicada por la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C.
[  Arquitectura y Diseño ]
 
El efecto de la sombra sobre la fachada

El término sustentable o sostenible que tanto relacionamos con las nuevas tendencias y estándares de construcción, es visto por muchos propietarios de viviendas y edificios como inalcanzable. Esta impresión viene alimentada por los criterios básicos que dan publicidad a estas nuevas propuestas que basan su eficiencia desde el origen de la concepción del proyecto, su diseño e integración de materias primas y productos que cuentan con capacidades probadas para generar un aislamiento eficiente.

Durante gran parte del siglo XIX, motivado por el desarrollo industrial y la explosión demográfica de las grandes urbes, la construcción de viviendas y edificios desatendió totalmente las señales propias de un calentamiento global que ha disparado el gasto energético en México debido a los altos niveles de incidencia solar directa. Estos modelos de construcción no consideraban la prescripción de productos o materiales aislantes ni evaluaban el costo energético del diseño como herramienta fundamental para abatir la pobreza energética. En consecuencia, la mayoría de los propietarios de casas y edificios tienen que lidiar con condiciones de habitabilidad deficientes que deben ser compensadas con la instalación de sistemas de refrigeración que afectan su capacidad económica presente y futura. Frente a esta situación, resulta conveniente buscar consejo profesional para explorar que otras medidas al alcance de todos, podemos adoptar para subsanar en parte, las deficiencias energéticas propias del diseño arquitectónico y constructivo de nuestra vivienda o edificio.

La envolvente de edificio determinada por la superficie expuesta de la fachada y el techo se constituye en la piel o membrana que brinda la primera barrera a los efectos nocivos de la alta exposición solar. Es en este punto donde podemos adoptar las primeras medidas que habrán de mejorar el confort térmico de forma sensible partiendo de los beneficios que ofrece la proyección de sombras sobre la fachada.

Los arboles colocados de forma estratégica en las áreas más expuestas pueden ayudarnos a reducir la demanda energética para enfriar nuestra vivienda hasta un 50%, además del dióxido de carbono y otros gases contaminantes producidos por las plantas de electricidad. También las plantas trepadoras en muros y los techos verdes protegerán nuestra vivienda y ayudarán a regular la humedad ambiental refrescando de forma natural nuestros hogares.

Las protecciones solares pasivas como toldos y aleros, aplicadas en los espacios que ocupan las puertas, ventanas y áreas acristaladas pueden mejorar su desempeño energético de forma excepcional reduciendo la sensación térmica hasta en 4 grados mientras mantenemos altos niveles de iluminación natural.

La aplicación de pérgolas integradas a la fachada y en las azoteas para aprovechar estos espacios como roof garden, es otra de las medidas más accesibles y adaptables al modelo de construcción de las viviendas unifamiliares en México. La combinación de estos elementos constructivos con plantas trepadoras y enredaderas hace su uso más eficiente contribuyendo a la belleza del entorno en el que vivimos.

Las diferentes opciones de diseños y materiales que ofrecen los sistemas de fachadas ventiladas son fácilmente adaptables y pueden llegar a generar ahorros de hasta el 40% en referencia a los sistemas tradicionales. Las nuevas ingenierías de fachadas ventiladas de aluminio ofrecen diferentes planos que conforman volúmenes, con salientes y entrantes, que producen un conjunto de sombras propias que disminuyen la transmitancia térmica a través de la envolvente y favorecen ambientes interiores más frescos.

Las fachadas ventiladas metálicas de aluminio son sin duda una buena recomendación para la rehabilitación de edificios. El bajo peso que aportan a la estructura original, alta resistencia al viento, más de 249 km/hora, bajo mantenimiento y eficiencia energética propia de la cámara intermedia son sin duda las mejores cualidades para mejorar la habitabilidad y el confort térmico en estos espacios.

Colaboración Simpleyfácil®

Fecha de publicación: 26/10/2018

C O L A B O R A C I O N
P U B L I C I D A D
 
     
  © Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C. | contacto@amevec.mx Síguenos en: Follow Amevec on Twitter